Fortalecimiento de nuestras asociaciones para aumentar el acceso a los medicamentos contra el VIH

La lucha contra la epidemia mundial del VIH requiere de alianzas entre todas las partes interesadas claves en materia de VIH: los gobiernos, las comunidades de personas que viven con el VIH y las empresas farmacéuticas que fabrican medicamentos originales y genéricos. Uno de los objetivos del MPP es fortalecer las asociaciones entre estos grupos a medida que trabajamos en pos de una meta común: aumentar los tratamientos disponibles para las personas que más los necesitan.

Considero que la labor del MPP con sus socios ha adquirido más ímpetu, y aguardo con interés lo que depararán los próximos meses. El éxito alcanzado en los últimos meses refleja hechos prometedores:

Firmamos dos acuerdos de colaboración con empresas farmacéuticas que fabrican medicamentos originales: uno con ViiV Healthcare destinado a aumentar el acceso a los tratamientos para una de las poblaciones que viven con el VIH más desatendida: los niños; y otro con Roche destinado a aumentar el acceso a un medicamento utilizado para tratar una infección oportunista denominada retinitis por citomegalovirus en personas que viven con el VIH que, de no ser tratada, puede causar ceguera.

Con las empresas de medicamentos genéricos, el MPP ha mejorado su estrategia de gestión de licencias a fin de lograr que sus licencias tengan una influencia significativa. El MPP se ocupa de la transferencia de tecnología, ayuda a las empresas de medicamentos genéricos a establecer enlaces con los organismos de reglamentación y contribuye al desarrollo de productos. Hemos alcanzado un acuerdo con Aurobindo Pharma Limited para la fabricación de versiones genéricas del abacavir de ViiV, y hemos ampliado la cantidad de fabricantes de medicamentos genéricos que producen medicamentos al amparo de las licencias concedidas por Gilead Sciences mediante la concesión de sublicencias a Shasun Pharma Solutions en febrero y a Shilpa Medicare en junio.

Las nuevas directrices de la OMS para el tratamiento contra el VIH publicadas en julio de 2013 procuran aumentar el acceso a los medicamentos para 26 millones de personas que viven con el VIH, lo que destaca la importancia de un mecanismo como el MPP en la facilitación de este acceso. El MPP ya ha logrado garantizar que se concedan a nuestro fondo común licencias para los tratamientos preferidos de primera línea tanto en adultos como en niños.

Comenzamos a ver las repercusiones de esta labor. Hasta la fecha, al menos 20 países pueden acceder a versiones de menor costo de los medicamentos que revisten una importancia crítica a través de las licencias del MPP. Si se tiene en cuenta el plazo que transcurre entre la concesión de las licencias y la puesta en marcha de la producción, se prevé un aumento de esta cifra.

Además, el MPP ha acumulado pericia. La base de datos del estado de patentes de medicamentos contra el VIH, considerada por el Fondo Mundial como “una fuente de referencia esencial e imparcial” y por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia como “un paso de valor incalculable hacia un mayor acceso al tratamiento”, ahora reúne datos sobre 72 patentes, en 80 países, que abarcan 26 medicamentos contra el VIH. Actualmente el MPP lleva a cabo un proceso abierto de consultas en Internet en el que se pregunta a usuarios y a partes interesadas sobre la mejor manera de seguir desarrollando la base de datos.

Recientemente se ha publicado, en Clinical Infectious Diseases, un examen sistemático de la prevalencia del citomegalovirus patrocinado en parte por el MPP, que está contribuyendo a propiciar iniciativas orientadas al tratamiento de esta infección relacionada con el VIH, que, en nuestra opinión, se verán favorecidas en gran medida por nuestro acuerdo con Roche en torno al valganciclovir.

En la reunión satélite conjunta entre el MPP y la OMS que se celebrará este mes en Copenhague con motivo del proceso de precalificación de la OMS, se procurará intensificar nuestras asociaciones con las empresas farmacéuticas de medicamentos originales y genéricos, y se examinarán formas de colaboración para hacer frente al problema de un mayor acceso que establecen las nuevas directrices de la OMS.

Considero que el ritmo de esta labor está intensificándose y aguardo con interés lo que depararán los próximos meses.

This page is also available in: Inglés, Francés